La tinta electrónica mancha Sevilla

noviembre 13, 2009
Lector electrónico en FNAC Sevilla

Lector electrónico en FNAC Sevilla

Son útiles, fáciles de manejar, ecológicos, económicos y están de moda. Los libros digitales van teniendo cada vez más acogida en el mercado y llegan a Sevilla pisando fuerte.

Un prototipo similar a la actual tinta electrónica comenzó a gestarse en los laboratorios de Xerox en 1978: No fue hasta 1997 cuando el Instituto tecnológico de Massachusetts MIT presentó la llamada e-ink, literalmente tinta electrónica.

Desde aquel anuncio del MIT los principales fabricantes no han hecho mas que mirarse de reojo mientras estudiaban el mercado, se presentaban productos incapaces de pasar más allá de las ferias de muestras y reducidos grupos de early adopters (compradores prematuros). Desde hace un par de años la situación ha venido cambiado, productos bien enfocados y asequibles. Las previsiones indican que esta navidad los libros digitales serán uno de los regalos estrella.

El papel electrónico con el que cuentan estos lectores es esencialmente una película de gel repleta de microesferas con dos partes; una blanca y otra negra, una cargada positivamente y otra negativamente: La combinación de pequeñas aplicaciones electromagnéticas consigue formar la imagen deseada.

La tinta electrónica no posee retroiluminación ni requiere de refresco pues la imagen (o el texto) una vez compuesta se mantiene por si misma: Esto elimina las molestias de las pantallas tradicionales, de otra forma, el libro digital no daña la vista.

Los lectores digitales son ecológicos y económicos por dos razones: La más obvia, se elimina el papel como soporte. La que resalta menos, la tinta electrónica gasta muy poca electricidad, de hecho LG ha presentado unos paneles solares específicos que mantienen la autonomía de los lectores sin problemas.

Además son pequeños, ligeros, manejables, tienen una resolución superior a las pantallas tradicionales (150 dpi frente a los 70dpi de un LCD o TFT), diferentes tipos de conectividad (USB, Wifi, 3G…), permiten llevar toda una biblioteca en el bolsillo y cada vez incluyen más funciones (pantalla táctil, traductores incorporados…). ¿Desventajas?, muchos dicen que pierde romanticismo.

Editores, periodistas, libreros… andan ya husmeando el nuevo soporte que viene, hasta el más distraido puede ver las orejas al lobo pues parece que el mercado del papel va a entrar los siguientes años en una crisis de reconversión.

Alfredo Correa, director de la libreria El Giraldillo en la calle San Fernando nos muestra su sistema de venta de libro electrónico: Los libros pueden ser adquirido tanto en la tienda física como en la virtual, aunque reconoce que las ventas son hasta el momento insignificantes.

“Irá creciendo progresivamente, seguiremos vendiendo papel y el electrónico según vaya llegando. Pasará como con los teléfonos moviles, al principio casi ni se veían y hoy todo el mundo tiene tres o cuatro” declaró Alfredo Correa. Además confía en los sistemas de protección anticopia o DRM, aunque la opinión generalizada sea pesimista.

En Sevilla podemos encontrar diferentes modelos, todos en torno a los 300€:

Fnac Sevilla (Avnd. de la Constitución): Allí encontramos el modelo más económico y que aparece en la fotografía que acompaña a este texto. El Interead COOL-ER en color negro, con un aspecto sospechosamente parecido al actual Ipod nano. Su precio 259€ (iva incluido).

En Fnac nos indican que esperan recibir nuevos modelos, entre ellos los de Sony, para navidades.

Mediamarkt Sevilla (Avnd. de Kansas City): Podemos adquirir el libro electrónico de la empresa española Grammata, el Papyre 6.1 por 299€ en dos colores: Turquesa y negro. Nos comentan la fuerte demanda que reciben de este producto en concreto.

El Corte Inglés Sevilla (Calle Luis de Montoto): Allí han acabado con las existencias del Papyre 6.1, actualmente disponen del Invesbook 600 en tres colores: Blanco, negro y rosa. 299€. También destacan la llegada de nuevos modelos en navidad.

Los lectores digitales comparten estantes con portatiles y netbooks, en un futuro probablemente tengamos secciones y tiendas especializadas. La brecha hacia la virtualización del papel se hace cada mes mayor. Conviene recordar las ideas del gran Asimov, sobre la imposibilidad de reemplazar al libro:

Cabría imaginar un cassette que estuviese siempre; perfectamente ajustado; que empezara a funcionar en cuanto uno lo mirara; que se parara en cuanto uno dejara de mirarlo; que pudiera avanzar o retroceder deprisa o despacio, a saltos o con repeticiones, a placer del usuario. (…) un cassette que puede contener información sobre infinitos temas; que es autónomo, manejable, parsimonioso en el consumo de energía, perfectamente privado y sometido en gran medida al control de la voluntad. (…) existe desde hace siglos. El ideal que he descrito es la palabra impresa.

También publicado en elcorreoweb.es

por Antonio Castro Lorenzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: